0 comment
12 min read
Ene 26, 2022

Hacer que un contenido se destaque por encima de los millones de resultados en los buscadores es todo un arte que se llama SEO. Para lograr este objetivo hay que trabajar la autoridad de dominio y de página, además de otros aspectos, dominando varias técnicas de desarrollo web y marketing.

En este post nos centraremos en cómo conocer la autoridad de dominio y de página; también en cómo mejorarlas y la importancia que tienen cada una para el SEO.

¿Qué es la autoridad de dominio o domain authority?

La autoridad de dominio (DA o DT) es una medida o valor que identifica la fiabilidad, popularidad y calidad de un sitio web entero.

Se usa una valoración de 1 a 100 para determinar la autoridad de cada dominio, donde el 1 es la puntuación de autoridad más baja y el 100 la más alta.

Este concepto (popularizado por MOZ) se basa en la idea del PageRank, el algoritmo que valora la relevancia de una página para determinar su posicionamiento en los resultados.

Es un indicador de la «potencia» de una web: cuanto mayor puntuación tenga, más probabilidades de ocupar una buena posición en las SERP.

Esta puntuación se calcula teniendo en cuenta múltiples factores que al día de hoy se desconocen. Eso sí, hay señales irrefutables, como contar con backlinks de calidad, que son decisivas para la autoridad y el posicionamiento orgánico.

¿Qué es la autoridad de página o page authority?

La autoridad de página (PA o PT) es un valor o medida que identifica la fiabilidad, popularidad y calidad de solo una de las páginas del sitio web entero.

Aquí también se usa el mismo rango de valoración, de 1 a 100, y se aplican las mismas consideraciones en cuanto a la importancia de cada valor que se emplea en la domain authority.

Si tenemos en cuenta que los buscadores muestran en los resultados páginas individuales, esta métrica SEO cobra aún más importacia.

¿En qué se diferencia la autoridad de dominio y la autoridad de página?

Como puedes intuir la DA y PA son dos conceptos diferentes.

La autoridad de dominio comprende la totalidad de la web, mientras que la autoridad de página trabaja con páginas individuales.

Hace algunos años atrás, Google mostraba un ranking de la autoridad de las páginas, pero desde 2016 ya no lo hace; lo cual no significa que ya no lo tiene, más bien es que no lo hace público. Por lo que ahora hay que recurrir a herramientas externas que publican sus propios rankings.

En SE Ranking puedes ver la Autoridad de Dominio o Domain Trust (DT) y la Autoridad de página o Page Trust (PT) en la herramienta Comprobador de Backlinks y el Monitoreo de Backlinks.

La puntuación de DT también la encontrarás en la descripción general de la Auditoría Web junto con otras métricas de dominio relevantes.

Autoridad de dominio y de página

¿Para qué sirven la autoridad de dominio y de página?

Estas métricas son orientativas, pero que te dará unas buenas pistas a seguir:

Te permiten situarte en el ecosistema digital de tu mercado

Podrás compararte con tu competencia en «términos de autoridad» y actuar en consecuencia.

No dejan de ser indicadores de cómo lo están haciendo tus competidores. Si te superan, analiza por qué, examina al detalle su enlazado y busca la forma de dar la vuelta a la situación u oportunidades que no están aprovechando.

Facilita la toma de decisiones SEO estratégicas

Puedes valorar si merece la pena competir por determinadas palabras clave. Eso sí, recuerda que son métricas orientativas, no determinantes.

Podrás hacerte una idea de cómo vas a posicionar

Existe una correlación positiva entre los dominos y páginas con autoridad alta y el número de palabras claves posicionadas.

Aunque como hemos dicho no es decisivo, sí que nos permite intuir la capacidad de posicionamiento de una web.

¿Cuándo se considera que tienes una autoridad de dominio o de página óptima?

Como diría Einstein, «Todo es relativo«.

No hay una DA o PA mejor que otra. Todo depende de con quien te compares.

Por tanto, podríamos decir que una autoridad de dominio o de página es buena si superas a «tu oponente».

En ocasiones, puede sentirte como David y Goliat a la hora de competir por el posicionamiento.

Por eso, cuando haya una gran diferencia de DT quizás sea más interesante que apuestes por potenciar la autoridad de página.

Además, ten en cuenta que cada herramienta usa sus propios algoritmos por lo que los valores de referencia pueden variar de una a otra plataforma. Por eso, es recomendable que uses siempre la misma herramienta.

¿Cómo mejorar la autoridad de dominio y de página?

Ahora que sabes qué es la autoridad de dominio y de página, tienes que saber cuáles son las acciones que te permitirán mejorar cada una, o ambos inclusive.

Sin duda, uno de los factores clave son los backlinks de calidad. Partiendo de esta premisa hay otro tipo de recomendaciones que de forma más o menos directa mejorará tus métricas.

1. Trabaja tu linkbuilding desde el inicio

El link building es la estrategia que te permite ganar enlaces entrantes de calidad.

Para ello, busca la forma de conseguir enlaces de calidad: hacer guest posting, participar en podcasts, aparecer en directorios de empresas, presencia en redes, colaboraciones, notas de prensa, etc.

2. Ofrece contenido de calidad

El contenido de valor es el punto de partida, y no pensando en el bot de Google que, aunque es importante, no es en quien debe ser tu prioridad. Tu prioridad es tu usuario.

Investiga sobre lo que tu buyer persona quiere aprender o necesita y la forma en la que lo busca; después adáptate a él lo mejor que puedas y responde siempre a su intención de búsqueda.

No solo escribas información genérica, profundiza en el tema y agrega datos interesantes que sean verídicos para que el usuario encuentre algo de valor y quiera quedarse en la web una vez que entra.

Como consecuencia, los usuarios consumirán tu contenido y, por ende, Google te valorará mejor y otros sitios pueden enlazarte de forma orgánica.

3. Inserta buenos enlaces externos

Desde tu dominio y/o web puedes agregar enlaces hacia sitios de relevancia que te ayuden a mejorar tu autoridad.

Una de las principales formas es haciendo guest blogging, que es una técnica SEO Off Page en la que otros expertos en tu nicho escriben artículos para tu web y los enlazas hacia su sitio y viceversa.

De esta manera consigues dos propósitos:

  • Un enlace externo del que estás seguro de que tiene buena autoridad.
  • Mejorar el contenido y la relevancia que tienes como autoridad en tu área.

4. Trabaja el interlinking

El enlazado interno de tu dominio también es importante para que tu audiencia se mantenga dentro del sitio y crezca la autoridad.

Si creas un buen contenido que sea relevante, lo mejor es que lo enlaces con otros artículos de tu web, pero deben estar realmente relacionados para que el usuario vea que ofreces información de forma natural, y no que solo quieres recibir visitas. 

Esto también sirve para que Google entienda a qué página quieres darle más relevancia y cuál es menos importante, pues las arañas no siempre analizarán toda tu web cuando la visite. Así que asegúrate de tener y aplicar una buena estrategia de interlinking. Este factor es clave para la autoridad de página.

5. Vigila los enlaces que apuntan a tu dominio y página

Debes estar pendiente de quiénes están “aprovechándose” de la autoridad que has trabajado, pues hay sitios con valoraciones bajas que pueden estar apuntándote y eso te afecta.

Hay varias herramientas que te permiten saber qué enlaces están apuntándote y cuál es la autoridad que tiene, así como el valor del contenido que publican.

Claro que también puede ser que tú mismo estés al tanto de ese enlace y hayas acordado tenerlo allí, por ejemplo, si otro experto te ofrece hacer guest blogging.

Aunque su web sea más nueva que la tuya o si simplemente has acordado un precio por ese servicio.

En cualquier caso, lo que importa es que sepas que ese enlace está ganando autoridad y tú la estás perdiendo.

6. Optimiza la UX

La experiencia de usuario (User Experience: UX) es muy importante para agregar autoridad a tu dominio y página.

Si este al entrar encuentra el contenido de forma rápida y sencilla, si no tiene que esperar demasiado para que se complete la carga, ni tampoco tiene que eliminar un montón de pop-ups molestos y, además, está todo adaptado a su dispositivo móvil, entonces se quedará en el sitio, reduciendo el rebote.

Recuerda que las Core Web Vitals están a la orden del día.

7. No olvides el SEO On Page

El SEO On Page es otro factor que tomar en cuenta, por lo que debes familiarizarte con las técnicas que forman parte de este tipo de optimización de buscadores, tales como:

  • Inclusión de palabras clave relevantes y con una densidad apropiada
  • Una buena estructura a nivel meta (títulos, subtítulos, metadescripciones, etc.)
  • Crear URL amigables que sean cortas y claras.

8. Integra las redes sociales

La mayoría de los usuarios están en las plataformas sociales casi todo el tiempo, por lo que al incluir botones de compartir en las principales redes sociales aumentará las interacciones que los usuarios tengan con el contenido, algo que valora mucho Google.

Además, tienes la posibilidad de llegar a más personas que se interesen en tu contenido e incrementen las visitas, haciéndote más popular y relevante.

9. Haz revisiones periódicamente

Después de que hayas hecho todas las acciones anteriores, acuérdate de hacerles seguimiento de vez en cuando para asegurarte de que están funcionando correctamente.

Ten presente que siempre hay que hacer ajustes, que ninguna configuración es buena para siempre.

Además, debes darle un tiempo razonable para que puedas ver los resultados, ya que tampoco son inmediatos. 

¿Cómo afecta al SEO de tu sitio web la autoridad de dominio y página?

El SEO y la DT y PT están muy ligados, siendo este último un factor bastante influyente en el posicionamiento de una web.

Google y los demás motores de búsqueda consideran que un dominio o página con buena autoridad debe ser mejor para el usuario, así que lo coloca en una mejor posición.

La relevancia SEO y el desempate

También, hay que considerar la relevancia SEO, que es el término que se usa para definir la concordancia de las palabras clave que emplea el usuario al buscar información que se relaciona con las keywords que tú estás atacando.

Como hay varias páginas que compiten por esas mismas palabras, los buscadores comparan la relevancia SEO de cada resultado para preparar las SERP.

La que tiene mayor relevancia SEO es la que se posiciona mejor, dejando los puestos inferiores para las que tienen menos.

Pero si hay una o varias páginas con el mismo nivel de relevancia SEO por sus keywords, el resultado que tenga más DA o PA se posiciona como mejor resultado.

Además, cuanto mayor autoridad de dominio y página exista mejor funcionará el SEO de los contenidos. Los nuevos posts gozarán de relativa importancia porque se publican sobre una base de autoridad destacada.

Si bien los nuevos artículos no reciben visitas de inmediato, con la popularidad que ya tiene el dominio las visitas están aseguradas

La autoridad de dominio y página es importante para el SEO Off Page, y también afecta al SEO de geolocalización (Local e Internacional) y el SEO Nichero.

Conclusión

Muchos se preguntan cuál es la diferencia entre la autoridad de dominio y la de página con la idea de que una es mejor que la otra. Pero hemos visto que cada una persigue objetivos diferentes, por lo que cada una ofrece distintas ventajas o beneficios.

Por un lado, trabajar a nivel de dominio es ideal si lo que se quiere es mejorar la imagen general de toda una marca, ya que todo el sitio web se optimiza para aparecer en mejor posición en los resultados.

Y, por otro lado, la autoridad de página busca destacar solo cierto contenido de la web. Esto es útil para trabajar el posicionamiento individual y la relevancia de una URL que nos interesa por razones estratégicas.

¿Conoces la autoridad de dominio y de página de tu sitio web?

Explícanos tu experiencia y la compartiremos con nuestra comunidad

Suscribete a nuestro Blog

Suscríbete a nuestros boletines y resúmenes para recibir noticias, artículos de expertos y consejos de SEO en tu bandeja de entrada.

¡Gracias!
¡Te has suscrito con éxito a nuestro blog!
Revisa tu bandeja para confirmar la suscripción.
Publicar
Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.