0 comment
10 min read
Abr 06, 2022

Desde que empezaste en el mundo del desarrollo web, del posicionamiento o del marketing digital, te has encontrado con diferentes aspectos que debes tener en cuenta al momento de establecer las estrategias para un buen SEO. Y hoy te vamos a hablar de uno de los más importantes: Google EAT.

¿Sabes lo que es?

En este post te vamos a contar qué es el EAT de Google, qué importancia tiene para el SEO y cómo lo puedes aprovechar.

Quédate, que ya empezamos.  

¿Qué es Google EAT? 

La palabra EAT es un acrónimo, y corresponde a las palabras en inglés: Expertise, Authoritativeness y Trustworthiness; traducidas al español serían Experiencia, Autoridad y Confianza. Son un conjunto de directrices con las que Google decide qué posición ocupará un resultado en las SERP.

Hace unos años, Google anunció que haría cambios a la forma en la que valora los contenidos y para ello creó un algoritmo que se rige por varios criterios. Estos factores también son usados por los «valoradores» humanos que determinan si una web cumple con las especificaciones y qué valor tiene para su temática.

Aunque EAT no es un término oficial de Google, la comunidad SEO lo estableció para diferenciar los aspectos más importantes que se deben tener en cuenta al preparar una web en general de todas las temáticas, pero especialmente las llamadas YMYL, que son las que impactan en la vida de los usuarios.

Con los nuevos ajustes realizados en el algoritmo de Google en 2020, las estrategias de Google EAT cobraron mayor relevancia, por lo que es necesario que todos los expertos en marketing, SEO y desarrolladores web sepan cómo cumplir con estas normativas. 

Veamos por qué.

¿Por qué Google EAT es importante para el SEO?

En realidad es una pregunta retórica porque la respuesta es obvia: Google EAT sí influye en el SEO.

Y es que el algoritmo del motor de búsqueda tiene que saber diferenciar el valor de un contenido, no solo desde la redacción, sino desde la autoridad de la fuente.

Solo así puede ofrecer los mejores resultados para el usuario.

Todo esto significa que una web puede estar muy bien preparada en lo técnico (SEO On Page), así como en la calidad del contenido, pero si esta no tiene definida la temática o es muy genérica, a los ojos de Google no tendrá el expertise, la fiabilidad y autoridad que este exige.

Ejemplo de cómo funciona Google EAT

Imagina que estás buscando formas de invertir tu dinero y colocas en el navegador “invertir en criptomonedas”, pero Google te ofrece en el primer lugar una web reciente que ha sobre optimizado su contenido con keywords y que además no tiene SSL.

Tú entras, inviertes y pierdes tu dinero, no por una mala inversión, sino porque tu transferencia se perdió y ahora nadie te da respuesta. ¿Cómo te sentirías?

Seguramente pensarías que Google tiene parte de la culpa por recomendarte esa web. Y los directivos del gigante de la información también lo piensan, por eso crearon el EAT, para que los mejores resultados, tanto en calidad como en seguridad, aparezcan en los primeros lugares

Con este ejemplo también se desprende otro punto importante: Google EAT se aplica especialmente para ciertas web, las YMYL (que describiremos más adelante). De manera que si estás en esta categoría, además de aportar contenido de valor y trabajar el SEO, deberás asegurarte de que Google considera tu web apta para hablar de esa temática más delicada.

¿Qué factores determinan el EAT de tu sitio web? 

Factores de Google EAT

Antes mencionábamos que EAT corresponde a la Experiencia, Autoridad y Confianza que puede tener una web. Pero ¿qué se busca o analiza en cada uno de estos 3 factores? Veámoslo uno por uno.

Expertise o Experiencia

La experiencia que se evalúa es la capacitación que tiene la persona que publica la información, si está preparada académica o formalmente, o si, en cambio, se trata de un contenido curado por un inexperto en la materia.

También, pesa la reputación online que tiene el autor, por ejemplo, si ha participado en diferentes webs de la misma temática.

Google igualmente considera la “experiencia cotidiana”, es decir, la que se aprende por la convivencia en el tema.

El caso más común es el de las enfermedades.

Por ejemplo, si alguien tiene una web sobre su vivencia con el Covid-19, ofrece un tipo de contenido del que sí es experto por lo que ha vivido, aunque no sea un médico o clínica. 

Authoritativeness o Autoridad

La autoridad está unida a la experiencia, y es que si alguien es experto, también es un referente.

Por supuesto, esto es así siempre y cuando se trate de un tema particular, ya que puede ser que un asesor financiero sepa sobre inversiones y tenga idea sobre algunos software relacionados, pero no es precisamente una autoridad en codificación de programas.

Por otro lado, la autoridad del dominio reclama algo de peso en este factor, y es que cuando tiene algunos sitios apuntándolo de forma natural y hasta citándolo como fuente experta, este dominio gana autoridad. 

Además, algunas webs son de instituciones gubernamentales o son las oficiales de empresas o marcas, lo que les da mayor prioridad como fuentes confiables que el resto de sitios que hagan referencia a ellas. 

Para reforzar tu autoridad puedes trabajar diferentes aspectos: la prueba social, tus backlinks, menciones en medios, tus keywords de marca, o tu presencia en redes sociales.

Todo ello contribuye a reforzar tu branding, reputación y reconocimiento de marca. En definitiva: tu autoridad.

Trustworthiness o Confianza

En lo que se refiere a la confianza, lo que se valora es que haya transparencia en cuanto a la fuente de la información, que existan medidas de seguridad de protección de datos, tener un apartado de contacto o una web describiendo la empresa y quienes la componen. 

Todos estos aspectos hacen ver que los dueños quieren ser transparentes y están dispuestos a dar la cara si surgiera un problema.

Esto se ve más claro con las reseñas o comentarios sobre una marca o empresa que se hagan en redes sociales o cualquier lugar de la red.

Si tienes comentarios positivos la valoración de confianza será más alta, pero si tienes comentarios negativos esta bajará.

Con todo, ten presente que estas evaluaciones las hacen seres humanos, así que si te preocupas por solventar cualquier inconveniente o desavenencia con tu audiencia, independientemente de si lo logras o no, será positivo para ti y te dará buen “puntaje” de confianza.

Resumiendo. Si:

  • Muestras la autoría de tus contenidos, y además los autores cuentan con una marca personal reconocida.
  • Mencionas fuentes fiables y contrastables.
  • Eres transparente en cuanto a la forma de contacto, textos legales y seguridad en la página.

Google te considerará «una web confiable».

¿Qué son los sitios YMYL?

Como parte de las instrucciones de Google a sus evaluadores, se les aportó un término: webs YMYL (Your Money, Your Life, en español, Tu Dinero, Tu vida).

Con este concepto se pretende identificar los sitios que ofrecen información relevante para la vida de los usuarios. Aunque no se da una lista oficial de cuáles serían esas webs, sí hay indicios claros que incluyen a:

  • Páginas de finanzas.
  • Sitios de salud.
  • Tiendas online.
  • Asesorías de inversiones.
  • Webs de trámites.
  • Asuntos judiciales.
  • Nutrición.

En esencia, se trata de todos aquellos contenidos que pudieran afectar negativamente al usuario si la información es errónea, incompleta… en fin, de mala calidad. 

¿Cómo mejorar la estrategia de Google EAT de tu sitio web?

En vista de todo lo que hemos visto, entonces ¿qué puedes hacer para que el Google EAT de tu web sea bueno?

Partiendo de los tres factores principales (experiencia, autoridad y confianza) se pueden mencionar las siguientes estrategias para mejorar tu valoración:

1. Renovar tu imagen de marca online

Esto significa que los usuarios te vean de manera más positiva.

Un claro indicador de esto es que ganes más seguidores en tus perfiles sociales, también que captes más e-mails para tu newsletter o que los usuarios comenten más en la tu web o en otras plataformas. En el caso de las tiendas online, lo mejor es tener más ventas.

La forma de lograr todo esto es ofreciendo un mejor servicio, tanto de atención al cliente como en la funcionalidad del site.

2. Optimiza la experiencia de usuario (UX)

Que los visitantes se sientan cómodos al navegar por tu web hace que vuelvan, lo que aumenta las visitas y mejora tu autoridad.

Para ello debes pensar en la forma en la que buscan tus usuarios la información, así como proporcionarles las medidas de seguridad propias de tu temática. Cuida en todo momento la experiencia de tus usuarios.

3. Crea contenido de valor

No escribas por escribir. Hazlo con convicción y de la forma apropiada para tu público.

Crea contenido de valor para tu audiencia e incluye las keywords principales y las secundarias, con las diferentes tails.

Así, le darás la mayor cantidad de información relacionada con su búsqueda. 

4. Haz guest blogging 

El guest posting es una práctica saludable para tu estrategia de contenidos.

El que tengas artículos redactados por el “puño y letra” de un experto, favorece tu autoridad; y lo contrario también es cierto, o sea, que tú escribas para otras referentes del sector.

Otra variación de esta estrategia es citar fuentes relevantes con pericia.

5. Un buen link building

Ya mencionamos que los enlaces externos hacia tu web tienen gran peso para tu autoridad, así que trabaja tu link building y trata de conseguir los de mejor autoridad, tanto a nivel del autor como del dominio. 

Conclusión

Aprovechar el Google EAT es muy importante, ya que te dará un buen impulso a tu estrategia de SEO.

Estos tres factores (experiencia, autoridad y confianza) son algo complicados de conseguir, pero con buenas prácticas podrás cumplir con los estándares de Google y tener un buen posicionamiento.

Para ello, recuerda trabajar el enlazado externo y optimizar el contenido en todo momento. Estas son las dos bases principales para alcanzar un buen EAT. 

Es posible que siga habiendo mejoras en el algoritmo de Google, pues los usuarios (y el buscador) modifican sus preferencias con frecuencia.

Esto solo ratifica la importancia de estar al día para cumplir con las especificaciones que establezca la gran “G”. 

¿Conocías el algoritmo Google Eat para valorar tu sitio web?

Suscribete a nuestro Blog

Suscríbete a nuestros boletines y resúmenes para recibir noticias, artículos de expertos y consejos de SEO en tu bandeja de entrada.

¡Gracias!
¡Te has suscrito con éxito a nuestro blog!
Revisa tu bandeja para confirmar la suscripción.
Publicar
Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *