¿Qué es el tráfico web, qué tipos existen, cómo medirlo e incrementarlo?

Escrito por
José Facchin
Oct 11, 2023
10 min read

¿Quieres que el tráfico web de tu sitio deje de ser una carretera secundaria y convertirlo en una autopista?

Ya te aviso que no es fácil, habiendo tantos sitios con autoridad y nuevos proyectos saliendo cada día, pero, por suerte, no es imposible. Si quieres ser una autopista debes pagar un peaje de contenido de calidad (para conquistar a tu audiencia) aderezado con un buen link building y otras estrategias (para convencer a los buscadores).

Pero no construyamos la casa por el tejado. Antes de nada, veamos qué es exactamente el tráfico web, qué tipos hay y qué teclas tocar para multiplicar su afluencia.

¿Qué es el tráfico web?

¿Qué es el tráfico web?

El tráfico web es la cantidad de usuarios que visitan tu sitio web, ya sea un blog, una tienda online, un sitio corporativo o de marca personal. Estos visitantes llegan mediante múltiples canales, siendo el más común, las búsquedas en los navegadores o las redes sociales.

El tráfico web es muy importante para cualquier proyecto online porque es lo que fundamenta la rentabilidad, es decir, la generación de ganancias de forma más o menos directa. También sirve para medir el rendimiento de las acciones SEO y la calidad de los contenidos.

Además, el volumen de visitas también permite ir optimizando las estrategias de conversión de tu funnel SEO, descartando lo que no funciona y afianzando lo que sí sirve. También ayuda a determinar si es posible aplicar distintos métodos de monetización, lo que garantiza que haya ganancias todos los meses.

Tipos de tráfico web

El tráfico de una web se puede tipificar según su origen, o sea, desde dónde llegan los usuarios a tu web. Basándonos en eso, se pueden listar 8 tipos principales de tráfico. Aquí te los definimos todos.

Tráfico orgánico

El tráfico web orgánico es aquel que llega a tu sitio haciendo una búsqueda en un buscador, como Google. 

Se dice que es orgánico porque el tráfico ha llegado de la forma natural en la que los usuarios buscan contenido en Internet, es decir, tú no pagaste al buscador para que te haga visible.

Tráfico de pago

Es el que llega a través de los anuncios pagados de tu contenido que publicas en distintas plataformas. Dentro de este tipo de tráfico web se encuentran dos subtipos:

Paid media

Las plataformas sociales permiten publicar anuncios pagados para que los usuarios visiten una web o contenido particular. Algunas de las más usadas para este propósito son Facebook, Instagram y YouTube.

Paid Search

Los navegadores también cuentan con espacios para publicar anuncios entre sus páginas de resultados de búsqueda. Esta estrategia ayuda a posicionar el contenido más rápido, así se consiguen más visitas, pero pagando por ello.

Tráfico web referral 

El tráfico referido (referral, en inglés) es el que llega a la web mediante enlaces publicados en otros sitios, pero que no son mediante campañas publicitarias. Puede ser por guest posting o por, por ejemplo, un programa de referidos, como el de Amazon.

Tráfico web directo

Cuando los usuarios buscan tu web directamente en el buscador, se les llama tráfico directo. Esto sucede cuando los usuarios ya tienen conciencia de tu marca y se han convertido en leads. Su búsqueda directa indica una conversión avanzada.

Tráfico social

El tráfico social es aquel que proviene de los enlaces publicados en las redes sociales sin que pagues por él. Principalmente, las visitas vendrán de tus perfiles y los posts que compartas o que compartan por ti. Es un tipo de tráfico importante porque ayuda a medir la fidelización y a la generación y nutrición de leads.

Tráfico email marketing

Cuando los suscriptores hacen clic en los enlaces hacia tus contenidos que incluyes en tus mensajes de email marketing, también se considera tráfico web. El email es uno de los canales más productivos para las ventas, por lo que trabajar para generar este tipo de tráfico es muy rentable.

Tráfico offline

También existen estrategias offline que atraen público a tu web, como publicidad impresa y anuncios en radio y televisión. Aunque no se puede medir precisamente que un visitante provenga de estos medios, generalmente se le incluye dentro del tráfico directo.

Otras estrategias offline sí se pueden medir. Por ejemplo, si imprimes un código QR con un enlace a tu web o algún contenido, puedes medir con precisión cuántos usuarios llegaron a través de ese método.

Tráfico display

Los displays son anuncios de imagen y/o texto que aparecen dentro de otras webs y que se publican mediante Google Ads. Los usuarios que hacen clic en estos anuncios son llevados a tu web, y se consideran tráfico display.

Otros canales de tráfico

Hay otros canales menos importantes, pero que igual atraen visitantes. Son los siguientes:

●      Notificaciones push: son anuncios que aparecen en la barra de notificaciones para invitar a los usuarios a visitar un contenido.

●      Foros: las comunidades en Internet también son buenos lugares donde publicar enlaces para atraer tráfico web.

¿Cómo medir el tráfico web de tu sitio?

Ya sabemos los tipos de tráfico que existen, pero ¿cómo saber el tráfico de una web? Si se trata de tu propia web puedes hacerlo con Google Analytics y Google Search Console. Ambas son herramientas gratuitas que puedes integrar a tu web para obtener datos y estadísticas sobre tu sitio, entre ellas, el tráfico web.

Podrás visualizar datos como el volumen total de visitas, región de origen del usuario, promedio de duración de la visita, qué interacciones hubo, cuántas páginas visitó, si fue un visitante único, entre otros datos.

Estas herramientas de analítica son imprescindibles y están al alcance de todo el mundo. Sin embargo, si quieres dar un salto cualitativo y cuantitativo a tu web, necesitas otros datos que te permitan conocer al dedillo tu nicho, la intención de búsqueda de tus usuarios y keywords en tendencia, “espiar” y monitorizar a tus competidores, y todo esto desde un dashboard muy intuitivo.

¿Cómo medir el tráfico web con SE Ranking?

SE Ranking cuenta con un comprobador de tráfico web potente con el que puedes hacer seguimiento al volumen de visitas de cualquier web, propia a ajena. Es muy fácil de usar, solo colocas el dominio o URL que quieres analizar y listo, la herramienta lo analiza y te ofrece datos sobre el tráfico orgánico y el pagado.

Podrás saber de dónde viene el tráfico por continente o país, qué palabras clave generan visitas y cuántas son, y el coste del tráfico, en el caso del pagado. Esta información te dará una idea global de las estrategias empleadas por tu competencia.

Investiga a tu competencia
¿Quiénes son tus rivales más cercanos y cómo se posicionan en la búsqueda? Es hora de averiguarlo.

Para analizar el tráfico de tu sitio web, también puedes integrar SE Ranking a Google Search Console y Analytics, así tendrás diferentes vistas de los datos. Por ejemplo, detectarás posibles keywords para trabajar y atraer usuarios. Además, vas a poder generar informes más atractivos para presentar a tus clientes o colegas.

¿Cómo aumentar el tráfico web de tu sitio?

Ahora ya tienes las bases de qué es y cómo funciona el tráfico web, llega lo más importante: cómo aumentar la las visitas a tu sitio. Pues aquí tienes algunos consejos y claves que te ayudarán a cumplir tus objetivos:

1. Optimiza los contenidos

Ofrece siempre a tus usuarios contenido de valor, que eduquen, y al mismo tiempo entretengan o persuadan. Para lograrlo tienes que desarrollar un estilo y tono de voz propio, usar los formatos que tu audiencia consuma y estructurar bien la información. Y, por supuesto, no olvidarte del SEO On Page para tu sitio web en general, y del SEO para blogs en particular.

2. Clickbait, sí, pero del bueno

Los cebos de clics son titulares que llaman la atención porque se presentan de forma impactante y es difícil resistirse a ellos. Debes tener cuidado de no engañar a tu público, de lo contrario podrías tener más rebotes que conversiones.

Sin embargo, si practicas clickbait del bueno, y creas títulos SEO y meta descripciones atractivas y persuasivas, y cumples con lo que has prometido, tus conversiones se multiplicarán.

3. Omnicanalidad

Parece obvio, pero cuantos más canales online emplees, más usuarios llegarán a tu web. Eso sí, no se trata de estar por estar, sino de tener presencia allí donde está tu audiencia.

Por eso, utiliza el email marketing, las redes sociales, invierte en campañas SEM y aplica SEO. Debes hacerlo de forma estratégica, aplicando acciones adecuadas según tu buyer persona.

4. Optimiza la navegabilidad

Cuando los usuarios entran en tu web deben poder navegar con facilidad e ir a las secciones que le interesen con pocos clics. Esto incluye los contenidos. Así que, además de los enlaces a las principales categorías y secciones, entrelaza los posts relacionados usando buenos anchor texts.

5. Mejora la velocidad de carga

Si tu web tarda mucho en cargar, los usuarios rebotarán, haciéndote perder posicionamiento. Para que tu contenido se cargue rápido reduce el peso de las imágenes y vídeos, también evita instalar muchos plugins y, en la medida de tus posibilidades, usa una CDN.

Conclusión

El tráfico web es uno de los elementos más básicos, y a la vez más importantes, de cualquier web. Por lo tanto, hay que darle seguimiento constante para saber si aumenta o disminuye y cuáles son las posibles causas. De este modo se pueden tomar las medidas pertinentes.

Además, el volumen de visitas es uno de los indicadores clave para el marketing y el SEO. Su optimización incide directamente en la notoriedad de tu proyecto, su autoridad y rentabilidad. Así que sigue estos consejos y conseguirás aumentarlo.

Ejecuta una auditoría web
Analiza tu sitio web con más de 130 parámetros de SEO para ver en qué puedes mejorar.

¿Qué tipo de tráfico web es el que más llega a tu sitio?

Te leo en los comentarios.

Suscribete a nuestro Blog!

Suscríbete a nuestros boletines y resúmenes para recibir noticias, artículos de expertos y consejos de SEO en tu bandeja de entrada.

¡Gracias!
¡Te has suscrito con éxito a nuestro blog!
Revisa tu bandeja para confirmar la suscripción.